Las pantallas led transparentes.

Para algunos tipos de instalación de pantallas LED gigantes, la solución ideal la proporcionan hoy en día los modelos transparentes, o los que están formador por tiras de leds (verticales u horizontales, según los casos). Las dos aplicaciones principales son para fachadas de edificios (también llamadas “Media Facade”) y para la escenografía de los estudios televisivos o teatros. En ambos casos, la gran ventaja es el peso reducido de los módulos, que se pueden instalar con facilidad en estructuras no complejas y más económicas que las pantallas gigantes tradicionales. Se pueden montar incluso en formatos especiales, incluso curvados y distintos de los estándares televisivos. En el caso de las fachadas, la gran ventaja es que se puede ver a través de la instalación, lo que permite que la luz pase a través de la instalación e ilumine el interior. Evidentemente, cuanto más transparente sea la pantalla, mayor será la distancia entre las tiras de led, al igual que la distancia entre píxeles y la resolución de la pantalla. Para conseguir transparencias del 70% hace falta que la distancia entre píxeles sea mayor a 30 mm, lo que las hace ideales para distancias de visión medio-largas en displays de gran formato (de más de cientos o miles de m2). Sin embargo, existen hoy en día productos vanguardistas que consiguen una transparencia de casi el 50% con distancias de 16 mm, lo que las convierte en idóneas para distancias medio-pequeña y formatos de incluso decenas de m2). A esto se añaden características excepcionales como el peso por m2 (de 15kg/m2 aproximadamente), el grado de protección IP65 tanto por delante como por detrás, la posibilidad de esconder los cables y conectores y situar los cuadros eléctricos a una distancia considerable y la óptima disipación de calor a través de los materiales de composición de la tira (normalmente aluminio). Todas estas características convierten a la pantalla LED transparente en un producto de confianza incluso para climas extremos. La gran luminosidad de los led utilizados para esta serie especial permiten la visibilidad diurna incluso con distancias de hasta de 70 mm. Los demás tipos de producto, con pitch de 80, 100 o más mm, normalmente compuestos por píxeles individuales y no tiras, son ideales para fachadas nocturnas y para instalaciones de tipo arquitectónico similares a la iluminación led.