¡Pásate al digital! ¿Por qué cambiar las vallas estáticas por LED publicitarios digitales?

En muchas ocasiones, los EE.UU. van por delante de otros países en lo que a evolución tecnológica y aplicación de las nuevas tecnologías en los negocios se refiere. Cuando se habla de la digitalización de las vallas publicitarias, o de los paneles publicitarios digitales se trata sin duda de uno de estos casos. En este artículo, intentaremos presentar en pocas líneas cuáles son las motivaciones principales que hacen que sea extremadamente interesante y beneficioso ocupar un espacio publicitario en una zona de alta frecuencia de paso utilizando una pantalla LED de buena calidad y de confianza. En primer lugar, las pantallas LED son productos para USO PROFESIONAL CONTINUO. Pueden funcionar 24 horas al día y 7 días a la semana, hasta 100.000 horas de uso (u 11 años). Se pueden visualizar perfectamente incluso bajo la luz solar directa, mientras que durante la noche se puede bajar la luminosidad para que no pierdan calidad de imagen. Al igual que un monitor de ordenador, pueden reproducir cualquier tipo de archivo casi con capacidad ilimitada. A todo esto se suma la TOTAL FLEXIBILIDAD. Las publicidades digitales pueden ser vendidas por hora, día, semana, mes, trimestre, semestre o año. Pueden durar pocos segundos o minutos. Se pueden cambiar a tiempo real, por internet, para ofertas especiales, nuevos productos, informaciones urgentes o sencillamente porque el mensaje no ha obtenido el resultado esperado. Se garantiza la rotación y la visualización mediante registros y monitorización de rendimiento. Si hay varias pantallas LED conectadas a la misma red, se pueden visualizar los mismos o diferentes contenidos, y dirigir el mensaje publicitario más adecuado según se quiera actuar sobre un público local, regional, nacional o internacional y dependiendo de la ubicación elegida. Estamos hablando de algo que se trata de un MEDIO DE COMUNICACIÓN DINÁMICO. Las imágenes estáticas pueden reproducirse en alta definición y ser visibles bajo cualquier condición lumínica. En el panel digital pueden visualizarse incluso animaciones para llamar la atención de los conductores/viandantes todavía más. En ocasiones especiales, hasta el vídeo en directo puede suponer un magnífico instrumento de promoción. Sin olvidar que las imágenes estáticas, animaciones o vídeo en directo se pueden mezclar, superponer y combinar con contenidos de interés público como pueden ser la previsión del tiempo, la información del tráfico, las últimas noticias, la hora o la temperatura. En resumidas cuentas, se trata de una detallada selección, anticipación y personalización de la audiencia, o lo que es lo mismo: la base de la comunicación publicitaria moderna. De aquí se extrae otro elemento esencial, la COMPATIBILIDAD CON OTRAS CAMPAÑAS. Con las vallas publicitarias luminosas de leds se puede hoy en día llevar a cabo campañas fluidas, en las que el consumidor ve en la calle la misma campaña publicitaria que ve en el monitor de su ordenador, en su Smartphone, en su tableta, en la televisión, en el supermercado, en las estaciones, en los aeropuertos o en cualquier otro lugar de paso. En este sentido, el led publicitario se convierte en el instrumento ideal para atraer las compras. La flexibilidad total puede incluso transformarse en máxima EXCLUSIVIDAD, ya que la pantalla LED puede ser reservada para la promoción de una sola marca, en general, o para una única categoría de productos relacionados con los medios más modernos, dinámicos, únicos y de gran impacto visual. Al mismo tiempo, podrá mantener su carácter de FUNCIÓN PÚBLICA. Los mensajes informativos que se pueden visualizar suponen una oportunidad para que los organismos de gobierno tengan una conexión directa con los ciudadanos, aparte de la evidente ventaja económica de monetizar la concesión publicitaria en sí. En lo que a permisos se refiere, además del beneficio del negocio, puede ser útil dirigir nuestra mirada hacia algunas estadísticas basadas en sondeos y análisis de mercado: el 94% de las personas que pasan junto a un cartel publicitario digital declaran haberlo visto (solo el 43% declara lo mismo de los carteles publicitarios estáticos); el 73% de las personas asocia los paneles publicitarios de leds con conceptos como “colorido”, “impactante”, “visible” o “dinámico”; los productos anunciados en una pantalla LED situada en una zona importante, con contenidos específicos, aunque relacionados incluso con campañas tradicionales, han visto incrementar su margen de ventas hasta en un 107%; el margen, sobre todo cuando se tiene una red de pantallas que permite vender más publicidades a empresas dispuestas a invertir, reduciendo al mismo tiempo los costos operativos por instalación, es casi el doble que el de los carteles fijos, incluso cuando el coste medio de exposición es 5 o 6 veces inferior a los medios tradicionales como los periódicos o la televisión (después de internet, los carteles de exterior es el sector con una tasa de crecimiento mayor en lo que a recepción publicitaria se refiere). Y todo esto sin provocar ningún efecto en la tasa de accidentes de coches en la zona de paso.